SERVICIOS DE ORIENTACIÓN FAMILIAR (S.O.F.)

Una iniciativa misionera en Bolivia
INFORME

Pedro Romero García, franciscano
Fundador del S.O.F.


Desde el 1995, he visitado Bolivia en tres ocasiones, primero en períodos cortos de tiempo, últimamente de un modo más duradero, para llevar a cabo un proyecto de ayuda especializada a la familia en sus variadas dificultades de orientación, asesoramiento y promoción. Me refiero a la implantación del SERVICIO DE ORIENTACIÓN FAMILIAR (S.O.F.)


1. La familia boliviana

Dicen que la familia se halla hoy en crisis en todos los países, y es cierto. Pero lo que sucede en estos sitios, particularmente en Bolivia, es verdaderamente alarmante, porque está afectando, no sólo a los valores de la fe cristiana que este país profesa, sino también a la posibilidad de alcanzar el desarrollo humano, de que tanto se habla en nuestros días.

El deterioro psicológico de la persona la incapacita para un empeño eficaz en la tarea de mejorar humanamente en todos aquellos aspectos que favorecen del desarrollo humano. Las causas de esta dificultad no sólo se hallan en la falta de trabajo digno o en la pobreza generalizada, sino también y principalmente en las condiciones en que vive la familia: hábitos destructivos como son los malos tratos a las mujeres, alcoholismo, promiscuidad y abusos sexuales en el seno de la propia familia, inestabilidad conyugal por las frecuentes rupturas conyugales y cambios de pareja, y el consiguiente peregrinar de los hijos de nido en nido hasta dejarlos librados a su suerte en diversas formas, con grave peligro para su identidad personal. Hay que añadir a todo esto la vivienda mala o inadecuada y la incultura, todo lo cual hace que el individuo no crezca sano psicológica y socialmente para hacerse protagonista de su propio desarrollo humano.

Las instituciones de la sociedad no se han planteado a fondo este problema, ni siquiera los organismos internacionales de ayuda al desarrollo, cuyas inversiones millonarias no tocan el problema allí donde se encuentra, que es en la familia, lugar natural donde el individuo nace, crece y se desarrolla, y se entrena en las cualidades y hábitos de personalidad imprescindibles para afrontar el futuro y adaptarse positivamente a la realidad. La familia es la primera y más importante escuela de formación social. Por eso, la sociedad, cuyo núcleo dice ser la familia, no puede acceder a un desarrollo verdaderamente adecuado a la dignidad de la persona humana si no es favoreciendo familias sanas y hogares suficientemente dotados. Una familia así es el lugar de salvación del hombre moderno, lo que la convierte en “Patrimonio de la Humanidad”, como dice Juan Pablo II. Por eso, la atención de la Iglesia a la misma es su “tarea prioritaria”.

2. El S.O.F., una respuesta a la necesidad de orientación familiar

La historia del S.O.F., en poco tiempo, se ha hecho larga y profunda. Muchos han tenido noticia de su existencia a través de las informaciones publicadas. Nació en Toledo (España) hace veinte años con vocación de ayuda a los matrimonios y familias que atraviesan dificultades y que no pueden resolver por sí mismos. Es una orientación solidaria que se hace a través de profesionales sobre todo de la Psicología, y también de otras ciencias, de un modo desinteresado. Es una iniciativa de Iglesia, enmarcada en la Pastoral Familiar.

Pues bien, este modelo de ayuda a la familia es el que he ha trasladado a Bolivia, en donde ha tenido una gran acogida. “Esto es lo que hacía falta en Bolivia”, suelen decir con frecuencia los que de un modo o de otro van teniendo noticia de la implantación del S.O.F. en el país. Se desarrollan actividades de consulta matrimonial y familiar y se llevan a cabo cursillos y talleres formativos. Además, se colabora con las Parroquias e instituciones civiles, como las Defensorías de la mujer, del Niño y Adolescente, Alcohólicos Anónimos, etc., y con centros educativos en la formación de padres. Se utilizan las técnicas modernas de orientación y terapia, utilizando también los recursos que ofrece la fe cristiana.

En Santa Cruz de la Sierra, que es el centro más grande del país, en los pocos años desde su fundación, han recibido atención especializada más de 5400 matrimonios y familias. Sin contar las actuaciones orientadoras en cursos, cursillos, charlas, debates televisivos, que pretenden llegar al mayor número de familias.

3. Un poco de historia

El SERVICIO DE ORIENTACIÓN FAMILIAR (S.O.F.) tuvo su origen en Toledo(España) en 1981, por la iniciativa de su fundador y director, él Padre Pedro Romero García, franciscano y psicoterapeuta.

Con motivo de una visita que tuve que hacer a Bolivia en 1995, al tener que hablar con algunos conocidos sobre la existencia del S.O.F. en Toledo(España), la propuesta fue unánime: Hay que traer ese iniciativa a Bolivia, donde es urgente la necesidad de atender la multiplicidad de disfunciones familiares, que constituyen una gran rémora para desarrollo.

No cayó en saco roto la propuesta, pues, inmediatamente, al regresar a España, acometí la empresa de adaptar el plan de Toledo a la situación sociofamiliar de Bolivia y buscar los recursos materiales necesarios. Había que conocer bien dicha situación, convencer a las instituciones castellano-manchegas y, luego, buscar los necesarios colaboradores profesionales. Nada fue fácil, pero todo fue posible, como los hechos han demostrado

Con los fondos debajo del brazo para financiar dos de los tres centros programados(Sucre, Sta. Cruz y Cochabamba), pude regresar a Bolivia el año 1997 para crear los dos primeros. El tercero todavía tuvo que esperar dos años más. A cambio, abrí el S.O.F. en Camiri y Yacuiba, en el sur de Bolivia.

De regreso a España, recibí la propuesta de crear el S.O.F. en la Paz, firmada por D.José Iporre, en nombre de la Hna. Marcelina Yurkovic, Asesora de la Pastoral Familiar Nacional. Pudo hacerse realidad en Septiembre de 1999. El P.Tomás Domurat hizo la misma propuesta para Oruro, que se materializó por esas mismas fechas.

Quedaba por crear el S.O.F. de Cochabamba, que había sido programado para el primer momento, pero tuvo que esperar para el final por diversas circunstancias. Todo pudo resolverse felizmente.

En marzo del 2003, he podido fundar otro S.O.F. en la ciudad de El Alto, ubicado en las antiguas instalaciones del Obispado, con lo que ya son ocho los S.O.F. funcionando plenamente en Bolivia.

El capítulo de los colaboradores fue relativamente fácil de resolver, gracias a generosidad de un buen número de Profesionales, que enseguida sintonizaron con la idea de prestar dos horas de su tiempo a las actividades el S.O.F. a la semana de un modo desinteresado. Psicólogos, Pedagogos, Psiquiatras, Abogados, Sacerdotes, laicos pertenecientes a grupos familiaristas de la Iglesia, fueron aceptando las invitaciones o acudiendo espontáneamente a inscribirse en la lista de los miembros del S.O.F. Este ha sido uno de los mayores logros, sin duda.

4. Centros fundados en Bolivia y su financiación

Desde el 1997, estos son los S.O.F. fundados y que ya están funcionando:

1º- SUCRE (Dic. 1997).- Ciudad de más de ciento cincuenta mil habitantes, a 2800 metros de altura, zona de gran pobreza y escasos recursos, que agravan la problemática familiar. Parece que esta particularidad está influyendo en alto índice de suicidios.
Ha sido financiado íntegramente por la JUNTA DE COMUNIDADES DE CASTILLA-LA MANCHA (España) y otras ayudas de bienhechores para diversas situaciones y necesidades..
Equipo: La Directora, el Secretario, 1 Psicóloga, 1 Trabajadora Social, 1 Abogado, 1 Secretaria.

2º. CAMIRI (Enero 1998).- Es una pequeña ciudad, unos 30.000 habitantes, venida a menos después del boom del petróleo, que ha dejado muy graves secuelas familiares, por los excesos que se produjeron en la época de bonanza.
La acomodación de los espacios existentes se han financiado con cargo al fondo de solidaridad creado con aportaciones voluntarias de Toledo (España).
Equipo: El Director, la Secretaria, 1 Psicólogo, 1 Médico, 5 Animadores Familiares.

3º- YACUIBA (Enero 1998). Es una ciudad de unos 70.000 habitantes, situada al sur en el Gran Chaco, frontera con Argentina, que, en buena medida, vive del contrabando y el tráfico de droga, con una dura conflictividad familiar en donde la violencia con las mujeres es enorme. El S.O.F. es casi la única ayuda moral y profesional que reciben.
El S.O.F. pudo establecerse en instalaciones de la Parroquia de San Pedro, ofrecidas generosamente por su Párroco franciscano.
Gastos: Con ayudas de bienhechores para diversas situaciones y necesidades
Equipo: la Directora, 1 Psicólogo, 2 Secretarios.

4º- SANTA CRUZ DE LA SIERRA (Enero 1998).- Desde el punto de vista material, es la ciudad más activa de Bolivia y con mayores posibilidades, que ha atraído una migración creciente, sin que por ello haya sido significativo el desarrollo material y la superación de la pobreza en amplios sectores, por defectos estructurales, por la galopante corrupción y por las graves disfunciones familiares. La ciudad sobrepasa el millón trescientos mil habitantes.
La adaptación de las instalaciones del S.O.F. han sido financiadas a partes iguales por la JUNTA DE COMUNIDADES DE CASTILLA-LA y por la Diputación Provincial de
Otros Gastos de adaptación: con ayudas de bienhechores para diversas situaciones y necesidades: Cubiertas, Pared de aislamiento del Salón, Capilla, Sistema de Aireación con ventiladores, puerta de hierro para proteger la entrada, etc.
Equipo: La Directora, la Secretaria, 30 Terapeutas de familia, 1 Sexólogo, 1 Abogado, 2 Sacerdotes y 5 Animadores Familiares.

NOTA.- Este S.O.F. de Santa Cruz, siguiendo las orientaciones del II Sínodo Arquidiocesano, está en fase de expansión a los barrios. Ya se han abierto oficinas de atención en el Centro “Lucerito”, Avda. Cumavi, con 6 Terapeutas de Familia, y se está gestionando también en el “PLAN 3000”, “Hombres nuevos”.
Durante unos años, han funcionado en las instalaciones del S.O.F. y mediante un convenio complementario con el Arzobispo y el Párroco la Pastoral Familiar Arquidiocesana, con un donativo de Dª Teresa (Madrid).
.
5º- ORURO (Septiembre 1999).- Con más de 100.000 habitantes, situada a cuatro mil metros de altura, la problemática familiar de esta ciudad es muy similar a la de Sucre, ambas en el altiplano.
Después de un período de precariedad en cuanto a instalaciones se refiere, por fin se pudieron adquirir locales propios, cuyo acondicionamiento fue posible gracias a una ayuda de Estados Unidos.
Adquisición de locales: Mediante el P.Tomás Dumarat con fondos de bienhechores y otras ayudas.
Equipo: La Directora, la Secretaria, 6 Psicólogos, 5 Animadores Familiares, 1 Consejero Familiar, 4 Abogados y 1 Secretaria.

6º- LA PAZ (Noviembre 1999).- Es la capital política del país, con millón y medio de habitantes, aproximadamente, concentra todas las disfunciones familiares señaladas, pero en una mezcla de étnias e influencias de tantos extranjeros que conviven o la visitan. La conflictividad social y política es otro agravante añadido que repercute en la familia.
La adaptación de las instalaciones ha sido financiada por la Junta de Comunidades y por la Caja de Castilla La Mancha, más otras ayudas de bienhechores.
Equipo: La Directora, el Secretario, 10 Psicólogos, 11 Animadores Familiares, 1 Secretario.

7º- COCHABAMBA (Noviembre 1999). Es la tercera ciudad de Bolivia en importancia. Participa en alguna medida de las características sociales de La Paz, pero más abiertos y se maneja bien en el comercio. La conflictividad familiar es bastante abultada y compleja.
Es una construcción de planta nueva en terrenos donados por el Arzobispado y financiado mediante una colecta en Salamanca y Manos Unidas y ayudas recibidas.
Equipo: La Directora, la Secretaria, 14 Psicólogos, 7 Animadores Familiares, 2 Abogados, 1 Ginecóloga, 1 Sexóloga, 1 Pediatra, 1 Psiquiatra, 1 Sacerdote, 1 Secretaria.

8º- EL ALTO (Marzo 2003) es el último S.O.F. creado en Bolivia, a petición de su Obispo, Mons. Jesús Juárez. La situación de la familia en esta ciudad es muy parecida a la de La Paz, pero mucho más grave, dadas las características con que se ha ido configurando la ciudad y su alto grado de conflictividad social.
Las instalaciones preexistentes en el Antiguo Obispo han podido ser adaptadas perfectamente a las necesidades de Consultorios, Secretaría y Sala de Conferencias.
Han sido financiadas con las aportaciones recabadas en Toledo por el P. Pedro en diversas instancias y particulares,
Equipo: Directora, la Secretaria, 6 Psicólogos, 8 Animadores Familiares, 2 Abogados, 1 Sacerdote, 1 Pedagogo, 1 Secretaria.

9. TARIJA (2007). En fase de constitución, con un equipo compuesto por siete terapeutas de Familia 7 animadores Familiares y un Abogado..

NOTA.- Las actividades que han necesitado financiación, como son el Congreso Nacional y las JORNADAS FORMATIVAS I y II. Han sido financiadas con fondos provenientes de diversos donativos de bienhechores, sobre todo de Toledo, que constan en las relaciones de Cuentas.


ALGUNAS CONCLUSIONES

El S.O.F., como servicio especializado con estatuto propio está enriqueciendo la acción pastoral de la Iglesia con las familias bolivianas, y contribuyendo a demostrar la validez de su “opción preferencial por la familia”. Puede considerarse una actuación misionera importante, que esperamos rinda para bien y promoción del país y de la Iglesia.

Más en concreto, podemos afirmar que:

1º. Los centros de S.O.F. implantados en Bolivia son una contribución importante a la Pastoral Familiar y a la labor de mejoría de la familia, pero insuficientes en número, como es fácil de comprender. Es necesario continuarlo para profundizar en el servicio y que llegue a más lugares. De hecho, ya existen insinuaciones en este sentido.
2ª. La experiencia adquirida con estas actividades ha puesto de manifiesto que la familia en Bolivia debe ser objeto primordial de la misión evangelizadora, para sanarla y promoverla en sus necesitadas vitales, haciendo coherente humana y cristianamente la fe que profesa. Los Obispos del Oriente Boliviano han reafirmado la “opción prioritaria por la Pastoral Familiar”, para lo que cuentan con el plan que elaboré a petición del Arzobispo de Santa Cruz. Es para mi un compromiso que procuraré cumplir, contando con la aprobación de mi Superiores.
3ª. Así, junto con la Pastoral Familiar, con programas concretos y compartidos, realizados con solvencia, el S.O.F. se convierte en una importante aportación al “desarrollo humano”, sin lo cual los otros proyectos de desarrollo material tienen escasa posibilidad de éxito. De ahí la responsabilidad de la Iglesia, quizá la institución más fiable en una realidad social y política de corrupción y explotación generalizadas. (Cfr. Pedro Romero García, Familia y desarrollo humano en Bolivia, Verbo Divino, Cochabamba, 2002).